Además del inglés, ¿cuales son los mercados en línea multilingües más grandes y más lucrativos?

Desde que Google informó que más del 50% de su tráfico proviene de búsquedas multilingües, el desarrollo de una presencia en línea multilingüe se ha vuelto fundamental. Sin embargo, el dilema sigue siendo el mismo: ¿A qué mercados apuntar? ¿Cuáles son los más importantes en términos de usuarios?

En primer lugar, veamos qué partes del mundo cuentan con la mayor cantidad de usuarios. ¡A pesar de lo que casi todos creen, no se trata de América del Norte! Con cerca de 400 millones de usuarios, Asia se encuentra, sin duda alguna, en el primer puesto, seguida por Europa, con aproximadamente 315 millones de usuarios, mientras que América del Norte (que definiremos como Estados Unidos, Canadá y México) sólo posee 232 millones de usuarios.

En mi amplia experiencia con las aplicaciones multilingües en línea, aprendí a diferenciar claramente la cantidad de usuarios del potencial de un mercado para un producto o servicio en particular. Por ejemplo, el mercado en línea hispano (entre América del Sur y Central, los Estados Unidos, el Caribe y España) cuenta con unos pocos usuarios más que el mercado de habla francesa. ¡Pero cuando se trata del poder adquisitivo, los países como Francia, Bélgica, Suiza o Canadá (Quebec) superan ampliamente a Perú, Bolivia o Chile!

Pero además del poder adquisitivo, debemos prestar atención a las ramificaciones culturales que definen los comportamientos en Internet. En otras palabras, ¿un mercado específico tiene la costumbre de realizar pedidos y transacciones en línea? Por ejemplo, en comparación con la cantidad de usuarios, Francia es sumamente activa en línea, mientas que los países de habla francesa de África son, proporcionalmente, inactivos. Lo mismo ocurre al comparar España con algunos países de América del Sur. Si comparáramos los hábitos de compra de 100.000 usuarios de España con la misma cantidad de usuarios de América del Sur, veríamos que en España la cantidad de pedidos de productos y servicios es cinco veces superior a la cantidad de pedidos que realizan Sudamérica.
En muchos casos, no se trata de un problema de poder adquisitivo, sino de costumbres de pedido por correo, que dependen del sistema de entrega postal del país. De hecho, en muchos países en los que el sistema de correos no es confiable (¡por no decir funesto!) los usuarios en línea nunca llegaron a adquirir la costumbre de realizar pedidos por correo antes de la era de Internet. Como resultado, si bien estos mercados buscan productos y servicios en línea, no están tan dispuestos a realizar pedidos por correo como otros países que cuentan con sistemas de correo más eficientes.

Por lo tanto, resulta imposible basarse exclusivamente en la cantidad de usuarios al analizar la posibilidad de establecer una presencia en línea multilingüe. Otro excelente ejemplo para demostrar este hecho es el de China y Japón. Actualmente, China cuenta con aproximadamente 145 millones de usuarios y es uno de los mercados de crecimiento más rápido de Internet. Japón, con 86 millones de usuarios, ha alcanzado prácticamente su máximo potencial porque aproximadamente el 70% de la población está en línea. Solo un porcentaje muy pequeño de los usuarios de China posee una tarjeta de crédito o tiene derecho a solicitar lo que desea, mientras que en Japón la situación es diametralmente opuesta.

Una vez más, no se debe confundir la cantidad de usuarios con el poder adquisitivo de un mercado en particular.

Por otra parte, es necesario tener en cuenta la riqueza de los mercados del Tercer Mundo o de países con desventajas económicas. Por ejemplo, los países como Bangladesh, Mozambique o Somalia, pueden no parecer atractivos a simple vista. Sin embargo, en los países del Tercer Mundo, quienes están en línea son ricos y prósperos. En esos países, no existe la clase media. ¡Básicamente, se es extremadamente pobre o millonario! En estos países, los usuarios que están conectados pertenecen a la segunda categoría. Muchos portales de apuestas y sitios de entretenimiento de todo tipo han encontrado grandes clientes en mercados de países económicamente desfavorecidos. De hecho, las personas acaudaladas de Ruanda o Chad no cuentan con muchas posibilidades de entretenimiento en su lugar de origen. Es más, en la infraestructura de su país, casi todo escasea: vestimenta, artículos electrónicos, etc. De esta manera, las aplicaciones se han transformado en una forma de salvación que les ofrece entretenimiento a las minorías ricas de los mercados tercermundistas.

Los mercados multilingües en línea son complejos y en lugar de analizar los países o idiomas por su poder adquisitivo o su cantidad de usuarios, es necesario evaluar qué tienen para ofrecer y definir la posibilidad de comercializar los productos o servicios de manera acorde.
¿Busca usuarios finales que adquieran sus productos? Entonces debe prestar atención al poder adquisitivo de los mercados finales y la confiabilidad de sus servicios de transporte y correo. ¿Usted es un fabricante que busca más distribuidores con el fin de incrementar sus exportaciones? Entonces, tiene infinidad de posibilidades.

Cuando desarrolle una presencia en motores de búsqueda multilingües, le aconsejo que realice una meticulosa evaluación del potencial de los mercados. Es necesario tener en cuenta tantos factores… No piense en el japonés, el francés o el español con un país específico en mente, sino como porciones de mercado de idiomas en línea. A modo de ejemplo, además de todos los países en los que se habla español, uno de los mercados hispanos en línea más activos es el de los Estados Unidos!
WWW = World Wide Web o Red de alcance mundial. ¿Su sitio realmente llega al mundo?
¡Ha llegado la hora de tomar medidas a escala global!
Para entretenerse, verifique sus conocimientos del mundo con el siguiente cuestionario:

http://www.mseo.com/es/cuestionario/index.html
Mathías Levarek, Ph.D.

Colaborador: Jorge Giovanetti

13 comentarios en «Además del inglés, ¿cuales son los mercados en línea multilingües más grandes y más lucrativos?»

  1. Es cierto. Yo he vivido cuatro años en Alemania, entre 1995 y 1999, y cuando en España en aquella época era impensable lo del comercio electrónico (¿Dar mi número de tarjeta? ¿Crear una cuenta para pagar a los proveedores? ¡Ni hablar!) allí ya era algo habitual. Trabajaba en la universidad de Darmstadt, haciendo investigación bioquímica, y pronto vi las ventajas que podía tener el comercio electrónico o e-comercio: envías un e-mail o clicas la cesta de la compra y te envían el producto, que tú pagas religiosa y electrónicamente. Sobre todo era cómodo para evitar las calamitosas e infructuosas llamadas telefónicas a un proveedor que nunca estaba o que se equivocaba al tomar los datos (o que no entendía mi acento). Era rápido y limpio. Volví a España, al CSIC, donde se supone que teníamos lo mejor, lo más moderno, y el Internet estaba sólo para mirar cosas y enviar correos personales, nada de compras. Una lástima.

    Todavía hoy en España hay mucha reticencia a la hora de comprar online. Y mira que es fácil y cómodo. Yo creo que va con las costumbres y que el relevo generacional (quizá falten 5 ó 10 años) marcará el tránsito hacia la utilización de las nuevas tecnologías para adquirir productos en serio, algo que hoy sólo hacen unos frikis y geeks que no son ni representativos del 1% de la población (hay más pero no disponen de tarjeta ni de sueldo).

    Todo esto es en relación a esta entrada del blog, puesto que no es lo mismo que lean tu página web 10000 personas que no van más que a mirar a que lo lea la mitad pero que un 5% de ellas esté interesada en adquirir el producto online. Por eso, a la hora de pensar en los buscadores, los países más proclives a las compras online serán los más interesantes, aunque sus habitantes sean menos numerosos. Ejemplo: el español lo hablamos ¿400? millones de personas, el alemán unos 100 millones; aun así, hoy por hoy, el alemán sigue siendo un mercado más interesante que el español por internet (a corto plazo, espero).

    Eso sí, para la publicidad ahí sí que podemos pensar en número bruto de personas que utilizan Internet, pues lo que importa es cuántos miran el anuncio, no cuántos van a comprar.

    Así que el objetivo es importante.

  2. Interesante el artículo…Creo que antes de pensar en los mercados multilingües más grandes y lucrativos, debemos hacer una búsqueda exhaustiva del “target” donde queremos colocar nuestros productos o servicios.

    Concuerdo con que muchas veces no hay relación con el idioma y el poder adquisitivo de la región, pero la selección de países deberá estar en relación con nuestro objetivo y público meta.

    Según los expertos, el mercado hispano (castellano) representa uno de los más crecientes actualmente…aunque quizás no sea el mejor en términos de poder económico.

    “Calidad” y “cantidad” no siempre van de la mano…

  3. Excelente análisis, generalmente pensamos en mercados de habla inglesa y española, la implementación en otros idiomas se vuelve más complicada sobre todo en lenguas asiáticas, por lo que definitivamente es necesario saber si tendrán un ROI aceptable…

  4. Excelente artículo. Da igual el país, el idioma o el número de usuarios. Lo importante es encontrar a los usuarios que van a comprar por Internet y venderles lo que quieren comprar.

  5. Excelete articulo, muy bien explicado.

    Una pregunta:

    En el caso de webs enfocadas a ingresos por publicidad de adsense… conoces alguna comparativa segun idiomas? Segun tu articulo el ingles generaria mas ingresos que el espanol, pero tambien la competencia seria mas dura.

    Saludos.
    Sergio

  6. Hay mucha razon de lo escrito, pero muy por debajo de la apreciacion del usuario que adquiere el producto final, sin enfocar la calidad del poder de consumo de la poblacion o el nivel de ingreso de el, que si bien no se nombro no es menor.

    La mayor parte del documento esta enfocado a la compra de productos online, ya sea en el idioma que mejor enfoquemos nuestros servicios y/o productos, pero nos olvidamos del visitante extranjero que trae dinero a la region, ejemplo de ello turistas que ingresan al pais y que no saben donde encontrar productos y por ende utiliza internet para ello.

    Otro ejemplo de ello es la utilizacion del tipo de las tarjetas para compras online que si bien la mas comun es visa, mastercard, american express, etc se ha masificado el uso de paypal, pero no todos tienen el acceso a ella, pero si bien el acceso a tarjetas comerciales, que no son bienvenidas para la compra online a excepcion de la compra de sitios de las mismas casa comerciales.

    ahora el tema va mas alla, es el trato que le daremos a nuestro servicio por parte de la oprimizacion y posicionamiento en buscadores, ya que para el comun es de gran importancia por los dichos de aca nuestro colaborador, ya debemos tomar en cuenta cuando sitios web que posicionamos tienen compras online y cuantos de ellos sus servicios y/o prodctos son para la venta fuera de su teritorio nacional, y si estas empresas (sitios web) cuentan con soporte multilenguaje o personal que pueda quitar de dudas a nuestro futuro comprador en su idioma nativo, si tnemos en cuenta que un sitio web evalua sus ventas cercano al 90% de forma local y el idioma de su pais.

    Podriamos abarcar mucho mas, pero la practica es otra, los mercados se mueven segun el coercio que abarcan, no podemos pedirle que se utilice la mayor cantidad de recursos a un sitio web, si su retorno solo por la via web, no es suficiente para implementar tales servicios.

    ——————————————
    a buen pensador pocas palabras 🙂

  7. Está muy bien eso de apuntar hacia otros mercados y demás, pero hay que tener en cuenta el coste que conlleva. No basta con vender tu producto en otro idioma, hay que conocer profundamente el lenguaje elegido y una simple traducción, por muy correcta que sea, no es suficiente.

    Creo que a pesar de todas las técnicas de posicionamiento, el mundo SEO tiene algo de artesanal que está relacionado íntimamente con la forma que tenemos de expresarnos en cada lengua. Esto implica que para adentrarnos en otros mercados tenemos que ser capaces de conectar con la forma de expresarse en el idioma elegido para poder posicionar correctamente el producto que queramos vender. Esto no es fácil ni barato, tiene un coste alto que hay que valorar, no basta con ver mil millones de personas-target hay que valorar el esfuerzo que supondrá llegar hasta ellos y ver si resulta rentable.

    Mercados nuevos si, pero no a cualquier precio.

    Saludos avinagrados.

  8. La observación de Vinagre Asesino es muy acertada, no solo la lengua sino las costumbres del país, lo que tiene éxito en España no lo tiene en Argentina, etc.

    También creo que los mercados mas rentables pueden ser los mas difíciles y por tanto no son “rentables”. Hay que buscar un equilibrio entre rentabilidad y competencia.

  9. En los paises pobres no creo que se pueda asegurar que los que estan conectados son ricos. Hay muchos paises latinos donde la infraestructura de telecomunicaciones esta mucho mas avanzada que aqui por ejemplo. Y la gente se conecta mucho, tanto ricos como pobres, solo que los pobres lo hacen desde cibercafes, llegando a estar muchas horas conectados sin necesidad de pagar el internet en sus casas por ser caro. A lo que quiero llegar es que en esos paises su mercado es muy poco monetizable a no ser que te especialices mucho.

  10. Concuerdo con Jorge Giovanetti en que se puede vender online en otros países. También concuerdo con Vinagre Asesino en que hay que mirar el rendimiento que se pueda obtener. Los mercados dictan los productos, no vice versa.

Deja una respuesta